AHORA 5% DE DESCUENTO EN TODAS LAS COMPRAS A TRAVÉS DE NUESTRA WEB (no aplicable a ofertas).
GASTOS DE ENVÍO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A 40€

VIDRIERAS DE LA CATEDRAL DE LEON, LAS

VIDRIERAS DE LA  CATEDRAL DE LEON, LAS
Autor: FERNANDEZ ARENAS-FDZ.ESPINO
Isbn: 9788486013998
Editorial: EDICIONES LEONESAS
Fecha de Publicación: 21/09/1992
Edición nº 2
Materia: LEON ARQUEOLOGIA BELLAS ARTES
Encuadernación Tapa Dura
Colección GRANDES OBRAS. EDILESA nº
VIDRIERAS DE LA CATEDRAL DE LEON, LAS
En las VIDRIERAS DE LA CATEDRAL DE LEÓN se aborda de forma exhaustiva el estudio de los vitrales de la iglesia mayor leonesa. Como contribución peculiar se tratan dos aspectos nunca considerados: la historia de la restauración efectuada a finales del siglo XIX y la lectura iconográfica de los temas representados en los casi 1.800 metros superficiales de las cristaleras que cubren los ventanales de la Catedral. El material ilustrativo realizado artesanalmente por el artista Fernández Espino, hace de esta obra no sólo algo absolutamente nuevo en cuanto a la forma de reproducir las vidrieras, sino una auténtica obra de arte tan irrepetible y única como el modelo que le ha dado origen. Cayo Jesús Fernández Espino es un leonés de Valencia de Don Juan que nació casi con el siglo, el 22 de abril de 1906. A los 12 años se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao. Allí permaneció seis años, obteniendo como prueba fehaciente de su talento artístico todos los premios de dibujo y pintura creados por la Escuela. Desde 1927 hasta 1934 trabaja en el taller del artesano vidriero David López Merille. Desde 1938 colabora con el Arquitecto municipal de León, como delineante, pero antes, Fernández Espino había comenzado su obra maestra: la reproducción pictórica de las vidrieras de la Catedral de León.Comenzó a pintar en el verano de 1936 y continuó hasta el final de la guerra. Puesto que su idea era que quizás hubiese que reconstruir las vidrieras, puso todo su genio en cuidar todos los detalles. Empleaba la acuarela. Como materiales, los que dada su precaria situación económica podía obtener, en general hojas de dibujo ya usadas. Debido a dificultades del momento, en el verano de 1939 Fernández Espino tuvo que interrumpir su tarea. Su obra permaneció desde entonces casi anónima, hasta que en el año 1976 los directivos de Edilesa descubren esos trabajos únicos y excepcionales, e inmediatamente comprenden la necesidad de dar a esta obra la difúsión que merece. El resultado ha sido el que se pretendía: reproducciones exactas de las vidrieras leonesas, unos originales únicos en el mundo que permitirían la reconstrucción detalle a detalle de tan valioso tesoro.
En las VIDRIERAS DE LA CATEDRAL DE LEÓN se aborda de forma exhaustiva el estudio de los vitrales de la iglesia mayor leonesa. Como contribución peculiar se tratan dos aspectos nunca considerados: la historia de la restauración efectuada a finales del siglo XIX y la lectura iconográfica de los temas representados en los casi 1.800 metros superficiales de las cristaleras que cubren los ventanales de la Catedral. El material ilustrativo realizado artesanalmente por el artista Fernández Espino, hace de esta obra no sólo algo absolutamente nuevo en cuanto a la forma de reproducir las vidrieras, sino una auténtica obra de arte tan irrepetible y única como el modelo que le ha dado origen. Cayo Jesús Fernández Espino es un leonés de Valencia de Don Juan que nació casi con el siglo, el 22 de abril de 1906. A los 12 años se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao. Allí permaneció seis años, obteniendo como prueba fehaciente de su talento artístico todos los premios de dibujo y pintura creados por la Escuela. Desde 1927 hasta 1934 trabaja en el taller del artesano vidriero David López Merille. Desde 1938 colabora con el Arquitecto municipal de León, como delineante, pero antes, Fernández Espino había comenzado su obra maestra: la reproducción pictórica de las vidrieras de la Catedral de León.Comenzó a pintar en el verano de 1936 y continuó hasta el final de la guerra. Puesto que su idea era que quizás hubiese que reconstruir las vidrieras, puso todo su genio en cuidar todos los detalles. Empleaba la acuarela. Como materiales, los que dada su precaria situación económica podía obtener, en general hojas de dibujo ya usadas. Debido a dificultades del momento, en el verano de 1939 Fernández Espino tuvo que interrumpir su tarea. Su obra permaneció desde entonces casi anónima, hasta que en el año 1976 los directivos de Edilesa descubren esos trabajos únicos y excepcionales, e inmediatamente comprenden la necesidad de dar a esta obra la difúsión que merece. El resultado ha sido el que se pretendía: reproducciones exactas de las vidrieras leonesas, unos originales únicos en el mundo que permitirían la reconstrucción detalle a detalle de tan valioso tesoro.

Precio:200.00 €
190 €


Disponible en libreria

Añadir a la cesta